Teherán ejecutó a más de 100 personas en los primeros tres meses del año

En menos de tres meses hasta principios de 2022, Irán ejecutó a más de cien personas, lo que representa alrededor de un tercio de las ejecuciones registradas el año pasado y poco menos de la mitad del total en 2020. La escalada se muestra en los datos que confirman el creciente uso de la pena de muerte, incluso para delitos menores y menores de 18 años en el momento del delito, anunciada por analistas y expertos tras la victoria presidencial del año pasado del ultraconservador Ebrahim Raisi.

Fiscal General de la República Islámica y Presidente del Tribunal Supremo, en su carrera judicial había utilizado ampliamente el verdugo desde la década de 1980, condenando a muerte a miles de presos políticos.

La última ejecución tuvo lugar en los últimos días contra un hombre de ascendencia uzbeka de 21 años que fue responsable de un ataque con cuchillo el 5 de abril cerca del santuario del Imam Reza en Mashhad durante el Ramadán. En el asalto el joven había matado a dos líderes chiítas e hirió gravemente a un tercero.

La sentencia se llevó a cabo en la horca en presencia de un grupo de ciudadanos en la cárcel de Vakilabad. Entre los cargos contra el atacante estaba el de “guerra contra Dios” (moharebeh), usando un arma para aterrorizar a la gente dentro y fuera del santuario.

En el informe presentado ayer al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en presencia del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, la diputada por Irán Nada Al-Nashif documentó una tendencia al alza: “Mientras que 260 personas fueron ejecutadas en 2020, al menos 310 personas fueron ejecutadas”. ejecutados en 2021, incluidas al menos 14 mujeres”, dijo, y agregó que la tendencia había continuado este año”.

El estudio de expertos de la ONU revela una profunda “preocupación” por el aumento del uso del verdugo para delitos menores, incluidos los relacionados con el consumo y el tráfico de drogas.

“La pena de muerte”, subrayó Nada Al-Nashif ante el consejo, “se sigue imponiendo sobre la base de cargos que no equivalen a los ‘crímenes más graves’ y de maneras que son incompatibles con las normas basadas en juicios justos. En En marzo, revela, al menos 52 personas condenadas a muerte por cargos relacionados con el tráfico y el consumo de drogas fueron trasladadas a la prisión de Shiraz para su ejecución.

También existe un uso “continuo” de la pena de muerte para menores, en flagrante violación del derecho internacional. Entre agosto de 2021 y marzo de 2022, al menos dos menores infractores fueron asesinados y otros 85 menores están en el corredor de la muerte.

“En febrero de 2022, en un hecho positivo, la Corte Suprema”, agregó el Alto Comisionado Adjunto de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, “decidió revocar la sentencia de muerte contra un menor en el corredor de la muerte durante 18 años. El experto pasó a denunciar otros derechos violaciones en Irán, especialmente a raíz de las recientes protestas relacionadas con la continua crisis política, social y económica que ha golpeado al país durante el último año.”El uso excesivo de la fuerza”, agregó, “es la respuesta predeterminada de las autoridades durante las manifestaciones.

Entre abril y mayo de este año, “al menos 55 personas” entre profesores, abogados, sindicalistas, artistas y académicos fueron detenidas durante las protestas, muchas de las cuales enfrentan cargos “contra la seguridad nacional”. Las muertes innecesarias provocadas por el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades contra manifestantes pacíficos y detenidos “han continuado con total impunidad”. “Y la escala de muertes en detención”, concluyó, “es motivo de gran preocupación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *